jueves, 10 de noviembre de 2011

1ª reunión del Club de lectura del IES Pablo




El día 8 de Noviembre se reunió el Grupo de Lectura del Instituto, iniciando por tercer curso  consecutivo su actividades.
                Se había programado la lectura de la novela gráfica El arte de volar, escrito por el aragonés Altarriba y dibujado por Quim, un clásico del cómic español.

                Aunque muchos de nosotros no estábamos habituados al lenguaje de este género, no nos era desconocido por haber leído  tebeos (desde El jabato a los héroes Marvel en unos casos a los anime y manga japoneses en otros). En medio de esa línea de cómic de culto, como los de Frank Miller, Alan Moore o Art Spiegelmann, el intento de El arte de volar representa una línea menos comercial en unas coordenadas visuales e históricas propias de  nuestro país.
                El arte de volar es  la metáfora de la liberación en forma de del salto al vacío de un anciano, metáfora que estructura  en un largo flash-back   las tres etapas de la vida de un hombre (infancia, juventud y vejez).  Durante los tres pisos que tarda en llegar al suelo desde la ventana del piso más alto de la residencia  la narración nos adentra en la biografía de ese  viejo roído  por el  inexorable  devenir histórico. Así, los autores se adentran en la intrahistoria de quienes desde su infancia se vieron privados de una educación, sufrieron la emigración a las ciudades, se vieron envueltos en la guerra civil en un bando y desertaron al otro para pasar posteriormente a Francia y ser internados en campos de concentración,  participaron más tarde en  resistencia contra los nazis, para una vez terminada la conflagración, verse sin papeles y con el único oficio posible de estraperlistas  que sólo pueden huir de la delincuencia y la miseria de vuelta a la España de los eternos valores del régimen franquista donde se sumen en el letargo del silencio y los años de plomo de la posguerra hasta acabar ingresado en un psiquiátrico en compañía de su angustia de ser humano  aplastado por la historia.
                Una novela gráfica  repleta de emociones genuinas que  nos sirvió de pretexto para comunicarnos  las sensaciones e ideas que nos había despertado durante más de dos horas la tertulia.  Se realizaron comentarios sobre los ángulos cinematográficos y planos de las viñetas , sobre  los detalles reales que aún pueden observarse en Peñaflor, donde arranca la niñez del protagonista, sobre los temas (la amistad, la traición, la libertad, el desamor, el fracaso) y los símbolos( el vuelo, las alpargatas, el coche, el topo) y  los personajes (el padre patrón, la familia francesa,  su mujer, su amante,  el hijo, los entrañables compañeros del asilo), las escenas oníricas y alucinatorias ( la galleta de oro, la transfiguración de marido y mujer en raíces que se agreden con un hacha).
El hecho de estar inspirada en la autobiografía  del padre del autor  del texto nos embarcó en un largo  temblor colectivo de pena, autointrospección y también alegría por haber compartido  una obra maestra del género.  Os recomendamos su lectura.
¿Seremos nosotros también devorados por la Historia? Al menos nos refugiaremos en las Bibliotecas, antiguo lugar de asilo. Si queda alguna viva y no la han convertido en un polvoriento almacén de libros, lo cual es mucho más estético que quemarlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario