domingo, 15 de mayo de 2011

Conferencia de Pedro García, Presentador de Hermano Mayor

El presentador Pedro García visitó el IES Pablo Gargallo para hablar del riesgo de las drogas.


"No se trata de decirles lo que tienen que hacer sino de contarles lo que me pasó a mí, donde me llevó mi adicción y ver cómo reaccionan". Son palabras de Pedro García Aguado, campeón del mundo y medallista olímpico de waterpolo que ayer visitó el instituto zaragozano Pablo Gargallo para contar su experiencia y prevenir a los alumnos del riesgo de consumir drogas.
"Yo empecé joven, muy joven, pero los chavales cada vez comienzan antes y eso es un factor de riesgo importante para desarrollar trastornos de conducta y adicciones", expone. A Pedro, el alcohol comenzó a atraparlo a los 13 años. Siete después, la cocaína entró en su vida para quedarse. "Yo lo dominaba todo... hasta que todo me dominó a mí". Pero logró salir y ahora transmite su recorrido por la adicción entre adolescentes prestando una especial atención al alcohol. "No es cuestión de saber beber. Si así fuera, yo saqué matrícula de honor. Se trata de educar cuanto antes y empezar a beber a los 18, no antes porque esa es la edad legal y, sin embargo, no veo que ninguna campaña de prevención haga referencia a ese dato".
La expectación en el centro crece. Se acerca la hora de la charla. Pedro, que ayuda a jóvenes con problemas en el programa televisivo Hermano Mayor, reconoce que su tarea no es fácil y que en ocasiones no surte el efecto deseado. "Una madre nos llamó días después de que interviniéramos para decirnos que le devolviéramos las armas que le habíamos quitado a su hijo porque se había portado bien y, además, le compraron un coche por ello. Ante eso, no puedes hacer nada". Porque los padres juegan un factor esencial en la prevención. "Les doy mucha caña porque también hay que educarles a ellos. Un padre nunca piensa que su hijo va a desarrollar un trastorno de conducta porque está estigmatizado todavía con barrios marginales, pero la adicción afecta a todos". No hay reproches ni malas actuaciones "pero hay padres muy permisivos y poco autoritarios que tienen que dejar de ser amigos de sus hijos y ser padres, aunque es jodido porque, de los 12 a los 19, te va a decir de todo porque le estás poniendo normas".
Los profesores miran atentos. Para ellos también hay mensaje. "No lo tienen fácil porque les han ido quitando autoridad y eso se lo pone cada vez más difícil", apunta Pedro, que aclara que "al instituto se viene meado, cagado y educado y los profesores e encuentran con lo que los padres no hacen" y rechaza la escolarización obligatoria hasta los 16 años. "Es un error porque hay chicos que no van a aprender al mismo ritmo ni van a desarrollar su talento. No pido que estén en la calle, pero sí destinarlos a otras cosas porque hay que intentar que se realicen como personas".
Empieza la charla. Pedro cuenta la historia de una vida difícil. Y por el miedo. "Tengo dos hijas, y por supuesto que tengo miedo, pero trato de que sean felices". 
Fuente: El Periódico de Aragón. 14 de Mayo 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario